sábado, 22 de agosto de 2009

Monitor cardíaco: Escucha tu corazón

Cada vez que sentimos que nuestra salud se deteriora acudimos a un médico que lo primero que hace al revisarnos es tomarnos de la muñeca y controlar nuestro pulso cardíaco. Los deportistas que buscan superarse cada día se colocan un cinto sobre su pecho para monitorear el ritmo cardíaco al realizar actividad física. El “pulso” es un movimiento que siempre está allí y que sólo atendemos cuando no nos sentimos bien. Con el monitor cardíaco que te presentamos puedes controlar, escuchar y ver tu ritmo cardíaco. Algo más que un interesante proyecto.

También llamado “pletismógrafo” (del griego “plethysmos”, aumentar tamaño o volumen), el monitor cardíaco es ampliamente utilizado en la actualidad por la ciencia médica para ayudar a controlar, y muchas veces para diagnosticar, enfermedades cardiovasculares. El instrumento mencionado posee un funcionamiento muy sencillo y fácil de comprender. Además, veremos el modo de construir uno que, a pesar de no poseer las cualidades de un equipo profesional, nos servirá para descubrir fenómenos muy interesantes y seguramente desconocidos para muchos.

video

No hay comentarios: