jueves, 1 de septiembre de 2011

Cómo reformar la fuente de un ordenador (II)

En entregas anteriores, pudimos ver algunas fallas clásicas de fuentes de ordenador y comenzamos a estudiar la arquitectura interna de una fuente basada en el circuito integrado SG6105. Dentro de las posibles reformas, para adaptar este tipo de dispositivos a nuestras aplicaciones, vimos la incorporación de un control variable de la tensión de salida y analizamos la real capacidad de entregar energía que estas fuentes poseen, promesa que (en muchos casos) no coincide con lo que el fabricante nos promete en la etiqueta del gabinete. Hoy, trabajaremos sobre el transformador de conmutación y veremos los primero pasos de una reforma que nos permitirá alcanzar los valores de tensión y corriente que se nos ocurra, además de descubrir algunos pequeños secretos que harán de esta nueva fuente de alimentación, un elemento valioso entre tus herramientas habituales.


Luego de haber observado en el artículo anterior que la salida de 12Volts, al igual que la de 5Volts, poseía una realimentación hacia el pin 17 del SG6105 comprendimos que la referencia respecto a GND, en ese pin de entrada al circuito integrado, nos permitiría acceder a un control variable de la tensión de salida de la fuente de alimentación. Siguiendo un análisis sencillo del último circuito mostrado en la entrega anterior y del texto expresado, también podemos deducir que si el SG6105 mantiene, en este pin 17, una tensión de 2,5Volts, su funcionamiento será estable y dentro de los márgenes de diseño de la fuente de alimentación. Imaginemos por un momento que la fuente entrega en una de sus salidas una tensión de 25Volts. ¿Qué debiera suceder para mantener el “equilibrio” de funcionamiento? Muy sencillo, debiéramos tener a la salida de esta tensión un arreglo resistivo (conjunto de resistencias), conectado al pin 17 del SG6105, para informarle que la salida está operando en estado satisfactorio y que mantiene este pin a los 2,5Volts que el circuito integrado necesita para trabajar en forma estable.

El artículo continúa AQUÍ