martes, 12 de marzo de 2013

Más cerca de la antigua vida en Marte

La noticia proviene de Pasadena, California y puede ser una más dentro de las miles que ya hemos oído acerca de que “en Marte pudo haber habido vida” o que en Marte, “las condiciones para albergar vida fueron favorables en algún período o hace X millones de años”. Por ahora, a la mayoría de las personas, nos llega la tibia noticia de siempre, "Una cuestión fundamental para esta misión es la de saber si Marte podría haber soportado un ambiente habitable", dijo Michael Meyer, jefe científico del Programa de Exploración de Marte, en la sede de la agencia en Washington. "Por lo que sabemos ahora, la respuesta es sí." Y como ya es costumbre en el planeta, nos quedamos con “gustito a poco”, siempre con la expectativa de una noticia más contundente y con evidencias claras.

Evidencias, eso pareciera que necesita mucha gente.

La noticia es el comunicado que emitió hoy, 12 de Marzo de 2013 la NASA, expresando que en la muestra de roca que obtuvo Curiosity, hace pocos días atrás, los científicos identificaron azufre, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono, es decir: “algunos de los ingredientes químicos esenciales para la vida” o para que los organismos de vida conocidos por el hombre puedan desarrollarse y (valga la redundancia) “vivir”. Recordemos que esta roca sedimentaria fue encontrada por la nave y seleccionada por los científicos cerca del lecho de un antiguo arroyo en el cráter Gale.

 Hasta ahora, las presunciones hablan de vida en forma microbiana y que las claves deducidas para que haya (o hubiera) existido este entorno habitable, provienen de los datos devueltos por el análisis de muestras del “Sample Analysis at Mars” (SAM) y los instrumentos de Química y Mineralogía (CheMin). Los datos indican que el área de la “Bahía Yellowknife” era la desembocadura de un sistema antiguo de ríos o un lago intermitente, que en definitiva resultaba “una cama húmeda” y que podría haber proporcionado la suficiente energía química y otras condiciones favorables para que los microbios pudieran vivir. La roca está compuesta de un grano fino de “piedra de barro” (similar a lo que conocemos como “Restinga”) que contienen minerales de arcilla, sulfato de algunos minerales y otros productos químicos.

"Los minerales de arcilla constituyen al menos el 20 por ciento de la composición de esta muestra", dijo David Blake, investigador principal del instrumento CheMin, en el Centro Ames de la NASA en Moffett Field, California. "La gama de ingredientes químicos que hemos identificado en la muestra es impresionante, y sugiere combinaciones tales como sulfatos y/o sulfuros que indican una fuente de energía química posible para el desarrollo de los micro-organismos", agregó Paul Mahaffy, investigador principal de la suite de instrumentos SAM.

 "Hemos descubierto una característica muy antigua, “pero extrañamente nueva para nosotros" que es un Marte de color gris, debajo de una cáscara rojiza, donde las condiciones eran favorables para la vida", dijo John Grotzinger, científico del proyecto MSL (Mars Science Laboratory) en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena, California.

Curiosity, es una misión de descubrimiento y exploración, y como equipo, creemos que hay muchos descubrimientos más emocionantes aún por delante de nosotros, en los meses y años por venir". Los científicos planean trabajar en la "Bahía Yellowknife" durante varias semanas más, antes de comenzar un largo viaje hacia el montículo central del Cráter Gale, el Monte Sharp. La investigación de la acumulación de capas expuestas en el Monte Sharp, donde los minerales de arcilla y minerales de sulfato expuestos a la vista se han identificado desde la órbita, con los satélites de reconocimiento, puede añadir información sobre la duración y la diversidad de las condiciones de habitabilidad en el planeta rojo.

Como mencionamos al principio, aún no está la evidencia, pero según la NASA, estamos cada día más cerca de encontrarla para mostrarla al mundo. ¿Tú crees que Curiosity lo logrará?

Fuente: NASA